viernes, 28 de noviembre de 2014

CONFESAR LOS PECADOS PARA ARREPENTIMIENTO

LA BIBLIA, NUEVO TESTAMENTO, SAN MATEO Capítulo 3

Ministerio de Juan el Bautista



En aquellos días apareció Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea,

Y diciendo: Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, diciendo: Voz del que proclama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas.

Estaba Juan vestido de pelo de camello y con un cinto de cuero a la cintura. Su comida era langostas y miel silvestre.

Entonces salían a él Jerusalén y toda Judea, y toda la región del Jordán,

y confesando sus pecados eran bautizados por él en el Jordán.

Pero cuando Juan vio que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras! ¿Quién les enseñó a huir de la ira venidera?

Hagan, pues, frutos dignos de arrepentimiento,

y no piensen decir dentro de ustedes mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo les digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras.

El hacha ya está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego.

Yo a la verdad les bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.

Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará.

ANTES DE CONFESAR

* No ponga nombre completo sino solo nombre o anónimo.
* No escriba detalles que comprometan su identidad social.
* Escriba como si le estuviera confesando a Dios y a los hermanos/as en la fe su pecado o debilidad.
* Dígale todo lo que siente a Dios.
* Pida su perdón y restauración.

Confesemos nuestros pecados y debilidades

Confesemos nuestros pecados y debilidades
y recibamos el perdón de Dios.

.

.

** INGRESA CON TU FAMILIA AL REINO DE LOS CIELOS A TRAVES DE ESTA ORACION: **

Haz esta oración y sé salvo y sano espiritualmente:

Repite con nosotros:

Padre y Dios mío, vengo a ti, no puedo más, estoy tan cansado/a, me siento mal, tengo mil problemas, te necesito, ayúdame por favor, creo en tí, aunque no te vea o no te sienta, perdóname por mis pecados, me arrepiento por estar lejos de ti, te pido que me perdones, a través de tu Hijo Jesucristo, lo recibo a él en mi corazón, entra Jesús en mi, tu eres mi salvador, hazme una nueva persona, lléname de tu Espíritu Santo, de tu Palabra, de tu bendición, cámbiame, mejora mi vida, mi familia, mi economía, por favor te lo pido, ten piedad de mi oh Dios, yo te doy gracias, te alabo y te bendigo, y te daré toda la gloria, la honra y la alabanza. Amén.